Oración en la gran tribulación del terrorismo

Oh señor, Dios nuestro, clamamos a ti en esta gran necesidad porque solo Tú eres nuestro refugio y ayuda.

Nosotros y nuestro pueblo hemos pecado, hemos quedado adsorbidos por el bienestar y hemos despreciado tus mandamientos he incluso hemos dado lugar a blasfemias. Hemos tolerado la violencia y el horror que cada vez son mayores en los medios de comunicación y nos hemos acostumbrado a estos. Por eso, también nosotros tenemos la culpa por esta ola de terrorismo que amenaza por devastar el mundo y llevarlo al caos y al horror. Perdona nuestras culpas y escúchanos en tu gran misericordia, por la sangre que Jesús derramó.

En esta hora de angustia y peligro clamamos a ti: !Líbranos de nuestros enemigos¡ Que nuestra súplica llegue a ti.

Señor, ten piedad porque solo Tú eres nuestro auxilio, tuyos son el poder y la gloria en el cielo y en la tierra.

Señor Jesucristo, poderoso vencedor, te suplicamos que destruyas los planes de los malvados y se hagan sus proyectos conforme a tu palabra :”Tracen un plan: fracasará. Digan una palabra: no se cumplirá. Porque Dios está con nosotros.” (Isaías 8,10). Destruye las maquinaciones de los terroristas.

Señor, ten piedad porque solo Tú eres nuestro auxilio, tuyos son el poder y la gloria en el cielo y en la tierra.

Te imploramos que hagas fracasar los secuestros, asaltos y asesinatos. Cubre con tu sangre a los amenazados y protégelos contra los ataques de las tinieblas.

Señor, ten piedad porque solo Tú eres nuestro auxilio, tuyos son el poder y la gloria en el cielo y en la tierra.

Te imploramos que destruyas los planes de los terroristas, lleva confusión a sus pensamientos y provoca desunión entre ellos.

Señor, ten piedad porque solo Tú eres nuestro auxilio, tuyos son el poder y la gloria en el cielo y en la tierra.

Te imploramos que concedas la gracia para que se frustren los atentados, las bombas y otros explosivos, y sean descubiertos y desactivados a tiempo

Señor, ten piedad porque solo Tú eres nuestro auxilio, tuyos son el poder y la gloria en el cielo y en la tierra.

Te imploramos que impidas el robo y el contrabando de armas, la adquisición de ellas y todo lo que pueda contribuir a fomentar estos actos de violencia, lo mismo que el tráfico de estupefacientes y la extorsión, a fin de que los terroristas no consigan más dinero para ejecutar los planes.

Señor, ten piedad porque solo Tú eres nuestro auxilio, tuyos son el poder y la gloria en el cielo y en la tierra.

Te imploramos que impidas la infiltración de espías en posiciones de importancia. Te rogamos que no permitas que la corrupción estorbe las acciones contra los terroristas. No les dejes recibir información que facilite sus planes.

Señor, ten piedad porque solo Tú eres nuestro auxilio, tuyos son el poder y la gloria en el cielo y en la tierra.

Protege a todos los que trabajan en la búsqueda de los terroristas. Proeje también a la iglesia, al gobierno y haz que sus decisiones sean guiadas por tu Espíritu Santo y sus esfuerzos les lleven a la meta.

Señor, ten piedad porque solo Tú eres nuestro auxilio, tuyos son el poder y la gloria en el cielo y en la tierra.

Te imploramos que ayudes a las autoridades y a todos aquellos a quienes está encomendada la administración de la justicia: que, a pesar de que reciban amenazas, permanezcan firmes sobre las bases del derecho y de la justicia.

Señor, ten piedad porque solo Tú eres nuestro auxilio, tuyos son el poder y la gloria en el cielo y en la tierra.

Te imploramos que despiertes la conciencia de quienes se dedican a la producción de entretenimiento, para que vean su responsabilidad  y acaben con las presentaciones de violencia.

Señor, ten piedad porque solo Tú eres nuestro auxilio, tuyos son el poder y la gloria en el cielo y en la tierra.

Te suplicamos que entre los terroristas muchos se conmuevan al darse cuenta de las consecuencias de sus actos y que estén dispuestos a dejar sus planes.

Señor Jesucristo, poderoso Liberador, para quien nada es imposible, concede que tus enemigos sean liberados del poder de Satanás y que conviertas a muchos de un <<Saulo>> a un <<Pablo>>.

Señor, ten piedad porque solo Tú eres nuestro auxilio, tuyos son el poder y la gloria en el cielo y en la tierra.

Te imploramos que concedas la gracia para que se frustren los atentados, las bombas y otros explosivos, y sean descubiertos y desactivados a tiempo

Señor, ten piedad porque solo Tú eres nuestro auxilio, tuyos son el poder y la gloria en el cielo y en la tierra.

Te imploramos que cese esta tribulación y que en tu iglesia y en nuestro pueblo se produzca una saludable conmoción para que despertemos de toda nuestra indiferencia, negligencia y falsa seguridad.

Espíritu Santo, despierta en nosotros siempre un nuevo arrepentimiento por nuestros pecados, especialmente por todos los que han atribuido al avance del terrorismo, tales como: rebeldía, amargura y odio. Llévanos a una verdadera conversión para que nuestras oraciones nazcan de lo profundo de un corazón humillados y así sean eficaces.

Haz que tu Iglesia, en todas partes del mundo, empiece a suplicar y a pedir, y que se formen grupos de oración, que se vivan los sacramentos, para que una vez más nos envíes tu ayuda y puedas impedir la anarquía en este país.

Señor, ten piedad porque solo Tú eres nuestro auxilio, tuyos son el poder y la gloria en el cielo y en la tierra.

Pedimos a María; Auxilio de los cristianos, que intercedan por nuestro país. Amén.

Sobre el autor

Deja un comentario

*

tres × 4 =

captcha *