En el Círco Romano se reunieron unas cien mil personas el 3 de junio 2017

circo

La vigilia de Pentecostés realizada el sábado 3 de junio en Roma, con ocasión del Jubileo Dorado del Movimiento Carismático Católico contó con la presencia del Papa Francisco. El evento concluyó el domingo con la misa que el Santo Padre presidió en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano.

La vigilia, realizada en la amplia explanada del Máximo Circo Romano, ubicado entre dos de las siete colinas de Roma, el Aventino y el Palatino, contó con la presencia de más de cien mil personas, y tenía un palco central con las frases ‘Jesús es el Señor’, traducida en diversos idiomas.

En el palco, junto al Santo Padre, se encontraban los líderes de Renovación Carismática, representantes de las iglesias evangélicas, pentecostales y de otras confesiones religiosas.

El encuentro brilló por la alegria,los cantos, lecturas y testimonios además de las reflexiones del sacerdote capuchino, Raniero Cantalamessa, que indicó: “”Hemos venido de todas las naciones que están bajo el cielo y estamos aquí para proclamar las grandes obras de Dios”. “No podemos quemar las etapas en la doctrina, aseguró, porque estas existen. Podemos sí quemar etapas en la caridad”, precisó. Recordando así, que “es más lo que nos une que lo que nos divide”.

En el programa también intervino el pastor Giovanni Traettino, de la Iglesia Evangélica de la Reconciliación, quién saludó al “querido papa Francisco”. Señaló la importancia del lugar del encuentro: “el Circo Máximo bañado por la sangre de los cristianos, que nos integra a todos”. Habló también del deseo de Dios de extender su amor, su comunión al corazón de todos los hombres.

Sobre el autor

Deja un comentario

*

captcha *