PALABRA DE DIOS PARA TUS NECESIDADES

1251 PALABRA DE DIOS PARA TUS NECESIDADES“Toda Palabra de Dios es verdadera, es un escudo para quien se refugia en él”. Prov.30:5

Diariamente en el mundo, te rodean circunstancias adversas, que cambian el plan de Dios para tu vida.

En la angustia y el dolor vacilas, pierdes la esperanza y olvidas que Dios te ama y está siempre a tu lado para ayudarte a llevar la carga y resolver dificultades.

Es el momento de mover tu existencia con la presencia y el vigor de la Palabra divina. En ella encontrarás el mensaje fortaleciente adecuado a tu necesidad. Así que, si estás en época de sequía espiritual, utiliza la lluvia vivificadora de la Palabra de Dios: empapa tu espíritu con gracia consoladora, apóyate y confía en sus promesas, ellas te pertenecen, debes invocarlas con fe para que actúen y proporcionen alivio a tu necesidad. “Toda Palabra de Dios es verdadera, es un escudo para quien se refugia en él”. Prov.30:5

Diariamente en el mundo, te rodean circunstancias adversas, que cambian el plan de Dios para tu vida.

En la angustia y el dolor vacilas, pierdes la esperanza y olvidas que Dios te ama y está siempre a tu lado para ayudarte a llevar la carga y resolver dificultades.

Es el momento de mover tu existencia con la presencia y el vigor de la Palabra divina. En ella encontrarás el mensaje fortalecedor adecuado a tu necesidad. Así que, si estás en época de sequía espiritual, utiliza la lluvia vivificadora de la Palabra de Dios: empapa tu espíritu con gracia consoladora, apóyate y confía en sus promesas, ellas te pertenecen, debes invocarlas con fe para que actúen y proporcionen alivio a tu necesidad.

Innumerables son los testimonios que se escuchan de personas que al proclamar la Palabra de Dios han encontrado respuesta y alivio a sus problemas, pero es necesario que lo hagas de la siguiente manera:

1. Busca la Palabra de Dios correspondiente a tu necesidad, por ejemplo: preocupado.

2. Pide al Espíritu Santo que venga a tu corazón y te disponga a saborear el mensaje y creer firmemente que Dios es fiel y cumple su Palabra.

3. Tomemos por ejemplo la siguiente cita bíblica: “Depositen en El todas sus preocupaciones, pues El cuida de ustedes” (1 Pedro 5:7). Repítela en voz alta varias veces con fe, unción, claridad y fuerza, pronunciando bien.

4. Personaliza y repite la Palabra varias veces, ejemplo: “Deposito en El todas mis preocupaciones, pues El cuida de mi”. Recuerda que la Palabra es viva y eficaz y te dará la ayuda espiritual, física y material que necesitas.

5.Termina siempre con una oración basada en esa Palabra. Ejemplo: Tu conoces ¡Oh Dios! Mis preocupaciones (enúncialas), creo en ti, sé que no me abandonas, que cuidas de mí. Como Padre providente suples mis necesidades de acuerdo a tu divina voluntad….etc.

6.Luego puedes continuar con otros versículos hasta que la “Palabra que sale de la boca de Dios haya hecho lo que quería y haya llevado a cabo su misión.” (Isaías 55:11)

¡ANIMATE! Llena tu corazón y tu mente con la Palabra divina y ayuda a otros dando testimonio del poder de la Palabra de Dios en tu vida.