“Bendito el que confía en Yavé, y que en él pone su confianza! Se asemeja a un árbol plantado a la orilla del agua, y que alarga las raíces hacia la corriente: no tiene miedo de que llegue el calor, su follaje se mantendrá verde: en año de sequía no se inquieta, ni deja de producir sus frutos.”Jeremías 17, 7

En mi reino nada es fortuito. Si me amas, todo lo que te suceda será para tu bien. En lugar de tratar de analizar las sutilezas de este patrón concentra tu energía en confiar en mí y darme gracias en todo tiempo. Nada se pierde cuando caminas cerca de mí. Incluso tus faltas y pecados pueden ser reciclados para obtener de ellos algo bueno mediante mi gracia transformadora.

Cuando aún vivías en oscuridad, yo empecé a proyectar la luz de mi Presencia en tu vida manchada por el pecado hasta que te saqué del fango en que te concentrabas y te traje a mi luz maravillosa. Habiendo sacrificado mi vida por ti, puedes confiar en mí en cada instancia de tu vida.

 

Romanos 8,28

Jesús te llama, Sara Young

Sobre el autor

Deja un comentario

*

captcha *